Lo siento, estoy harto, dejo la informática

Hola amig@s, aquí estamos en plena semana de resaca de carnavales y de nuevo a tope con nuevas publicaciones que tenía pendientes.

Meme informático

Si has leído el titulo más o menos te puedes dar cuenta de lo que les vengo a contar en este blog, y es que, sí, estoy inmerso en una de esas crisis de identidad profesional que creo que hemos sufrido muchos de los que nos dedicamos a esto de la informática desde hace tiempo.

Últimamente he leído mucho sobre este tema, y sobre como en España, cada vez son más los informáticos que deciden dejar la profesión para dedicarse a otra cosa. ¿Los motivos? Muchos, muy diferentes y en ocasiones acumulables.

No cabe duda de que en España dedicarse a la informática en cualquiera de sus ramas no es como nos cuentan en las historias de Silicon Valley, en ocasiones ser informático, programador, administrador de sistemas, analista o incluso dependiente de una tienda de informática puede convertiste en una tarea especialmente agotadora mentalmente. Mal pagada, poco reconocida, con mucho trabajo bajo presión, aguantando jefes, compañeros o clientes que quieren poco menos que milagros, imposibilidad de desconectar ni siquiera en vacaciones, poco tiempo para reciclarse (y que conste que en esta profesión es reciclarse o morir), y podría seguir con un sinfín de motivos que llevan a los profesionales a querer dejar la profesión.

Tomar decisión de futuro

 Necesito un reset

Me adentré en la informática por vocación, siempre tuve claro que me gustaba y que disfrutaba con ello. Desde aproximadamente los 16 años comencé a hacer mis primeros trabajos a vecinos y familiares, formatear algún ordenador, montar algún pc, empezar a trastear con las webs….etc.  Más tarde estudié Administración de Sistemas y realice mis prácticas en un Ayuntamiento antes de montar mi propia tienda de informática.

Duré sólo un año con la tienda, y no porque fuera mal precisamente, en mi pueblo no había nada parecido y tenía bastante trabajo de servicio técnico y ventas, pero se me hizo pequeño pronto, además del queme que supone el trato con el cliente particular, que para mí fue una de las cosas que me llevó a seguir formándome para alcanzar un nivel más.

Fue entonces cuando decidí irme a Barcelona a estudiar en la universidad el Grado Multimedia, antes de acabar 3º ya estaba realizando prácticas en empresa, dentro de todo lo que aprendí me especialicé en programación web y allí fue cuando comencé mis prácticas en la empresa que meses más tarde sería un 25% mía.

Después de 6 años en la empresa donde he de reconocer que aprendí mucho, no solo a nivel técnico sino también a nivel empresarial, llegué a mi techo, el estrés, la mala remuneración, los problemas, la falta de tiempo o presupuesto para reciclar mis conocimientos y poner en práctica nuevas tecnologías me llevaron a una especie de depresión, donde cada tarea a realizar suponía un mundo para mí.

Y esto es algo que por lo que he podido ver y leer le ocurre a mucha gente en nuestra profesión. En España el informático no está bien valorado, aparte de que las empresas ni siquiera tienen claro el perfil de informático que necesitan.

Seguro que habéis visto alguna de las muchas ofertas de empleo en que buscan informáticos o programadores en las que los requisitos se podrían resumir en “Necesitas saber de TODO”, no sé cuantos lenguajes de programación, bbdd, diseño gráfico, SEO, unas pocas tecnologías, alto nivel de inglés y ya si sabes mecánica para arreglar el coche del jefe o puedes darle un repaso a los baños se valora positivamente.  Pero no hablemos del sueldo, porque andamos a años luz de otros países donde se valora mucho más la especialidad.

Y ahora diréis…. Pues vete a trabajar a otro país, como muchos de los jóvenes que se han marchado fuera. Y me consta por compañeros que sus condiciones son mucho mejores. Pero os hablo desde Canarias, difícil decisión, por calidad de vida la de irte fuera, aunque ganas no han faltado.

Meme de un jefe y un informático

Buscar nuevos retos

Considero que con los años, y la experiencia que he ido adquiriendo mi perfil como informático ha sufrido muchos cambios, primero más técnico o de mantenimiento por así decirlo, después pase a ser más un programador web, poco a poco me fui adentrando en el mundo del marketing online y el SEO, aunque siempre con un punto comercial, cosa que es muy interesante pues considero que siempre una cosa complementa a la otra. Siempre en la búsqueda de nuevos aprendizajes y retos.

Hasta el punto en que tuve que desconectar un poco profesionalmente de la informática, me encontraba y me encuentro en un punto que no sé muy bien cuál es el camino a seguir. Por ello decidí cambiar al menos en parte y por un tiempo, de profesión.

Ahora he enfocado mi perfil más hacia el de un comercial, concretamente en el mundo de la automoción, aunque utilizando siempre algunos recursos y conocimientos informáticos a nivel marketing, web, rrss…etc. Que siempre vienen muy bien y ayudan. Dentro de la empresa aunque mi trabajo sea otro, no dejo de ser el informático, y siempre que hay algún problemilla tiran de mí para buscar soluciones.

Mi blog, mi refugio

Después de varios meses desde que decidí cambiar un poco mi profesión, y con la mente algo más despejada, mi pasión por las tecnologías y el mundo online vuelve a salir a flote, buscando aprender nuevas cosas, reciclando conocimiento y retomando mi blog. Aquí me encuentro, volviendo a escribir sobre web, marketing, SEO….etc.

¿Por qué los informáticos terminan tan hartos de la profesión?

Como ya he comentado son muchos los factores que influyen en que muchos informáticos decidan formarse en otro área o dedicarse directamente a otra cosa:

  • Bajos salarios para las altas responsabilidades
  • Agotamiento mental
  • Trato con jefes/compañeros/clientes que terminan cansando
  • Dificultades para seguir el avance de la tecnología cuando estás inmerso en un proyecto
  • Tratar con personas que creen que lo puedes hacer todo
  • Muchas horas de trabajo no remuneradas
  • Intrusismo profesional, personas sin estudios que son autodidactas o se dedican a hacer ciertas cosas tiradas de precio.

Esas son entre otros, algunos de los motivos por lo que las personas que se dedican a la informática llegan a replantearse su futuro. Aunque siempre quedaremos muchos que de alguna manera u otra intentan reivindicar el autentico sitio que deberíamos tomar en el entorno laboral.

Y ahora, cuéntanos, ¿has pasado por momentos así? ¿Eres informático y te dedicas a otra cosa? ¿Cuál ha sido tu experiencia?

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *