Siempre es bueno comenzar por el principio

Algunos no me conocen, otros, seguramente los primeros en leer estas primeras publicaciones, sí, hace ya bastante tiempo que tengo este blog personal/profesional, hasta hoy desactualizado o desatendido, aunque suene a la típica excusa que nos ponemos siempre cuando no hemos hecho algo, por falta de tiempo.

Pero es momento de darle un giro, sacar un poco de tiempo cada semana para mi, para mi blog y para darle un cambio a la idea de web que tenía para mi dominio. Y como con todo el la vida para empezar nada mejor que hacerlo por el principio.

logoD

Esta es la primera publicación después de un cambio de diseño en la página y un cambio también en el concepto y la visión que quiero darle. Y como primera publicación no sirve más que para dar la bienvenida y realizar el comienzo de un nuevo proyecto personal.

A partir de hoy, como he dicho antes, quiero sacar un poco de tiempo cada semana para surtir de contenido este blog, que tratará, como no, de lo que más me gusta hacer, aunque suene aburrido, mi trabajo. Este nuevo proyecto va orientado a crear contenidos, intentando que sean interesantes para todo aquel, que como yo, le gusta Internet, la programación, el marketing, emprender o cualquier información interesante sobre la red.

Con un poco de variedad en las publicaciones, intentando no solo enseñar algunas de las cosas que he aprendido durante mi experiencia en el mundo web y de internet sino también tratando temas de actualidad en todo lo relacionado con el mundo web, el comercio online, las redes sociales…etc. Tutoriales, noticias, recursos prácticos, descubrimientos interesantes o cualquier cosa que se me ocurra, serán algunos de los temas que se podrán leer en este blog en las próximas publicaciones.

Pero en particular me gustaría destacar una categoría, “Mi historia” para la cual escribiré continuamente sobre las etapas que he ido e iré pasando, enfocadas a nivel profesional, y por eso voy a comenzar por el principio, aquí comienza el relato de mi historia.

Mi nombre para los que aún no lo sepan es Daniel Correa Placeres, nacido en Tenerife, Islas Canarias, hace ya o tan solo, según se quiera ver 27 años. Actualmente compagino mi tiempo entre ser empresario/emprendedor y trabajar en algunos proyectos personales o para clientes puntuales (pero esto vendrá más adelante en la historia) . Mi cargo dentro de la empresa es el de C.T.O (próximamente explicare que es un C.T.O), pero fundamentalmente soy programador web y responsable de todo el área tecnológica de la empresa.

Aproximadamente desde que tuve mi primer ordenador, cuando tenía al rededor de 15 años (antes no era como ahora que los niños ya prácticamente aprenden antes a manejar un ordenador o un móvil que a hablar), fue algo que me llamó mucho la atención y me gustó, hasta el punto de que en poco tiempo fui aprendiendo lo que todo entusiasta de la informática suele aprender de manera autodidacta, instalar programas, formatear el pc, cambiar algún componente, trastear un poco para aprender para que servia cada cosa…etc. He de admitir que en los inicios como todos, algún que otro componente del ordenador llegue a romper, pero nadie aprende a montar en bicicleta sin caerse alguna vez. Recuerdo perfectamente esa época en la que prácticamente todo lo que hacia con un ordenador a esa edad era un juego. Lo cierto es que recuerdo también mi primer contacto con un ordenador que fue incluso un poco antes, durante el año 1995/96, el ordenador también recuerdo cual era, un IBM 486 con windows 95, vamos todo un “pepino” de la época, en aquel entonces pocos eran los que tenían un ordenador en casa, como cambian los tiempos, y la verdad es que yo no era uno de esos, el ordenador no era mio ni estaba en mi casa, era mi tía y me encantaba ir a quedarme en su casa para pasar horas con ella jugando con aquella maquina que para mi, en con esa edad era una pasada.

vieja-pc-windows-95

Entonces no era común tener internet en casa tampoco, de hecho no sabia ni lo que era internet, y a los pocos años cuando me regalan mi primer pc, que también recuerdo perfectamente cual era, un Intel Celeron con Windows 98 que unos años mas tarde actualicé a Windows ME, empecé a interesarme por la informática. Me pasaba horas y horas jugando y trasteando con el ordenador, llegue incluso a recibir más de una bronca porque no hacía otra cosa que, como decía mi madre, “jugar con la maquinita esa”, seguro que a más de uno le ha pasado.

Se podría decir entonces que este fue el principio, el comienzo de algo, que muchos años después se convertiría en la que es hoy mi profesión, y para la cual dedico muchas más horas delante de “la maquinita”, pero no precisamente jugando.

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

2 comentarios en “Siempre es bueno comenzar por el principio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *