Una idea clara, dedicarme a la informática

Recordemos donde deje la historia en el primer post de este blog “Siempre es bueno comenzar por el principio”, en él comentaba mis primeros contactos con los ordenadores y como poco a poco fui entrando en el mundo que se convertiría en mi profesión.

Durante los años de mi adolescencia todo era mas o menos normal, como cualquier joven en esa época, no era mal estudiante y tuve años buenos y años de un poco mas de pasotismo, eso si es cierto, pero recuerdo que ya desde muy temprana edad si me preguntaban siempre tenia muy claro que quería que mi futuro estuviese ligado a los pcs.

Aunque no fue hasta cumplir los 14 cuando ya empece a “trabajar” entre comillas y a hacer cosas para arreglar ordenadores, como casi todos los que empezamos, de familiares o amigos, formatear, instalar drivers, instalar un windows, cambiar una tarjeta gráfica…etc. No eran trabajos realmente difíciles pero iban empezando a darme algo de experiencia que me serviría de mucho en el futuro.

Todo lo aprendía a base de probar, de pasar tiempo frente al ordenador viendo como se hacían las cosas, en ese entonces aún no tenia internet en casa, pero ya iba mucho a un ciber/tienda de informática “Dr. Click”, estaban en un local que era de mi abuelo (otro de los referentes para mí en el mundo empresarial, pero esta historia viene un poco más adelante en el tiempo), donde me encantaba pasar horas no solo en internet sino en el cuarto de atrás viendo y ayudando al técnico y dueño de la tienda a realizar trabajos de sus clientes.

Servicio-Técnico-Informática

Aprendí mucho simplemente mirando como se hacía y con 15 años aproveché también para realizar el primer curso oficial que me adentraría en el mundo de la programación. Realice un curso de unos meses de Dreamweaver 7 y ya comenzaba a realizar mis primeras páginas webs, un poco como un juego más que como un trabajo. Unos años más tarde realicé aquel primer trabajo que todo programador seguro recuerda con especial cariño, aunque hoy en día lo veo y pienso: “Madre mía, de verdad había alguien capaz de pagarme por eso”, recuerdo que no cobré demasiado, era más el entusiasmo de realizar una web para una empresa que el dinero que iba a ganar con ello, también es cierto que en aquel entonces aún no estaba tan en auge las páginas webs como hoy en día.

Aquí podéis ver mi primer trabajo como programador web (se aceptan risas): http://web.archive.org/web/20090502011710/http://evomocion.com/

 

Mi primera web

No existían los recursos ni conocimientos que se utilizan hoy en día, no tenia nociones de diseño y la mezcla de colores y formas era horrible, como podréis ver realice incluso un video intro para la web, horrible, pero en aquellos años, aunque no hace tanto, era todo un lujo para la empresa a la cual se lo realicé tener una web así.

Hoy en día me gusta incluso verla porque es una manera de ver y comprobar los avances y conocimientos que he ido adquiriendo con los años.

Tengo muchos recuerdos de esos años que me pasé aprendiendo de profesionales que por amistad me dejaban estar con ellos viendo y preguntando cada cosa con un interés y una curiosidad infinita. Para mi era todo un mundo lo que ellos hacían, reparando ordenadores, montando equipos nuevos, buscando el problema y la solución. Siempre recordaré que los técnicos de la tienda “Jose” y “Cesar” me decían que era muy bueno y me animaban a seguir con la curiosidad y las ganas de aprender y trabajar en el sector, con el tiempo fui capaz de ayudarlos e incluso localizar problemas o soluciones a la vez que ellos. No era Bill Gates ni Steve Jobs, ni ningún otro personaje mediático de la informática, pero para mí fue digamos mi primer mentor o las personas en que fijarme para aprender. Me gustaría que incluso llegaran a leer este post algún día.

Así llegue a la edad de 17 años, quizás en cuanto a los estudios los años más complicados para mí, estudiaba bachiller y sinceramente aquello que me enseñaban los profesores no llegaba a motivarme (tengo que decir que algunas materias y profesores que de verdad sabían como ganarse a los adolescentes si que les mostraba interés), pero la mayoría no, incluso esos años recuerdo que me fugaba de clase, prefería estar fuera, hacer algún deporte o simplemente pasar el tiempo con amigos. No es algo de lo que sentirse orgulloso, ni seguramente lo que me gustaría que hicieran mis hijos en un futuro, pero tampoco es algo de lo que me arrepienta, sinceramente me lo pasaba bien en esa época que recuerdo con nostalgia, incluso me llevaba bien con algunos de los profesores a los que no entraba a sus clases.

Estando ya en 2º de bachillerato me cansé de estudiar cosas, que se que son importantes y es bueno saberlas, pero no despertaban en mí esa curiosidad y ganas de aprender. Fue entonces cuando decidí realizar una prueba de acceso a Ciclo Formativo de Grado Superior para no tener que acabar bachillerato y poder irme a estudiar ya lo que realmente quería, informática.

No me resulto difícil la prueba y conseguí aprobar con nota suficiente para al año siguiente entrar a estudiar un Ciclo Formativo de Administración de Sistemas Informáticos, pero esto ya merece que sea otra parte de la historia.

 

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *